jueves, 28 de agosto de 2014

R-evoluciones.

Te conocí en plena revolución
entre lluvias de cristales
y sueños que eran carne de cañón.

Todos gritaban
por algo que ansiaban silenciosamente,
y verte allí,
entre tanta gente
tan rota como si lo hubieras estado siempre
me hizo replantearme contra quién luchábamos
y qué importancia
qué sentido
qué nada
tenía aquello.

Conocerte en plena revolución
me hizo perder batallas
y buscar guerras
con deseo de revancha.
Cambié los esquemas
y renové las balas
sin saber para qué
ni contra quién
usarlas.

Supe que iba a estallar de un momento a otro
que iba a romperme
y que no me importaba
y que en ese momento me mirabas
como diciendo: '¿a qué esperas?'
A ti,
siempre a ti.

Conocerte en plena revolución
fue la peor de las contiendas,
pero así me di cuenta
de que tendría que esperar varias treguas
antes de hacer la guerra contigo.
Bueno, o junto a ti.

2 comentarios:

  1. Pufff, me acabo de reenamorar, precioso, cada nueva poesía es más bonita.

    ResponderEliminar